Cuando el doctor Fernández fue llamado a urgencias jamás imaginó que encontraría la situación que se estaba dando. Su instinto le dijo que aquello sólo era el principio e hizo lo único que podía hacer: llamar a la policía.

Puedes leer el primer capítulo de la novela en la web de la autora: aquí

Puedes adquirir la novela completa en formato digital aquí.

Puedes reservar la novela en formato tracicional aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *